Remembranzas: Cafe Revolver


Hablar sobre el revolver es hablar sobre algo sumamente amado y perdido. Se escuchará algo cursi (¿Que esperan de mi?), pero en realidad no es una exageración, es lo que realmente fue. No fue un amor romántico obviamente, sino un amor melancólico en donde pasaron cosas insignificantes, significantes, fascinantes, ordinarias, y en donde me vieron crecer por lo menos una fracción de mi vida. Un ejemplo: Hasta que tenía 15 o 16 años de edad yo solía pasar todos los veranos en casa de mi abuela en Hermosillo, Sonora, y tengo muy bonitos recuerdos de esa casa, la cual ahora está completamente en ruinas. Recuerdo esa casa (De echo tengo el video de la ultima vez que estuve ahí), y me vienen imágenes de la infancia y de mi adolescencia de manera nostálgica por que nunca volveré estar en ese mismo lugar ahora de adulto, que ni se diga con mis propios hijos. Algo similar siento cuando recuerdo ese café, el cual fue mas que solo un espacio de proyección y de eventos culturales, sino fue un punto de reunión donde muchos nos conocimos y convivimos de manera rutinaria, al decir esto me refiero a dos personas en especifico: Julio Pillado y Mickey Bezeta. Julio aprovechaba que trabajaba ahí para proyectar sus ciclos de cine, siguiendo los pasos de Aaron Soto, quien anteriormente mostraba su ciclo de cine en el Cecut. El Bezeta fue fan del ciclo, y al poco tiempo se convirtió en fan de Julio a tal grado que no solo protagonizó su mediometraje “Pares”, sino que también hizo un documental sobre él titulado “EL Retorno del Cine Trash". El Revolver fue el lugar que vió estas amistades desarrollarse e ideas surgir poco a poco hasta que cerró durante estas mismas fechas del 2007.

La primera vez que escuché del Café fue cuando el Pillado me invitó a hacer un screening privado de CUARTO al lado de él en Noviembre del 2005. Debido a problemas técnicos que sufrió la muestra, una muchacha llamada Raquel Macias, quien era la encargada del lugar, me propuso mostrar nuevamente mis cortos ahí mismo algún otro día en un evento que fuera exclusivo sobre mis trabajos, lo cual se me hizo fascinante ya que el hecho de que te ofrezcan un espacio al 100% para exponer tus proyectos no es algo que pase todos los días. Así que es obvio que salí fascinado del lugar.

Tiempo después en el 2006, en un día en el que tenía que hacer tiempo en lo que mi novia se desocupaba de un compromiso, asistí al Revolver por primera vez nomás por asistir, y fue aquí cuando descubrí que Julio trabajaba ahí y no solo se juntaba ahí al estilo “Friends”. Esa noche puso “Delicatessen” co-dirigido por Jean Pierre Jeunet, pero antes de ponerla Julio se sentó un rato a platicar conmigo y a contarme cosas de cine que yo no sabia, y a diferencia de muchos otros, no lo hizo de manera arrogante ni de tal forma que resaltara mi ignorancia al respecto. De nuevo me fui del lugar fascinado por haber visto una buena película de Jeunet, y por haber tenido una amistosa conversación con un compañero realizador, lo cual era raro por que en aquel entonces yo no conocía a ningún otro realizador en la ciudad. Seguí asistiendo varias noches, a veces Julio tenía tiempo de platicar, a veces no, pero siempre había una bizarra película proyectándose. Eventualmente llegó el día en el que conocí oficialmente a Raquel, y retomamos lo de aquella proyección privada que haría ahí en el café, la cual se llevó a cabo en Junio del mismo año (Reseña sobre el evento aquí).

Esa noche ví a Mickey Bezeta por segunda ocasión ya que lo había conocido un tiempo antes en el Corto Creativo (Video aquí), convirtiéndose en la primera y posiblemente la única persona que me conoció por admiración a mi trabajo antes que por cualquier otra cosa.

Mickey Bezeta en el Cafe Revolver

Para este entonces ya me estaba encariñando con el Café, era un lugar donde siempre había buena vibra, gente interesante, y al salir de ahí salías con un poco mas de información cinematográfica que con la que entrabas ya sea por las conversaciones que se llevaban a cabo o por las películas que se mostraban. Pero me acabé enamorando del lugar cuando Raquel me dio permiso de grabar una escena importantísima y crucial de “Cenizas Quedan”. Grabar en un lugar público puede ser algo tenso y hasta incomodo, especialmente cuando estas grabando en el centro y hay gente entrando, saliendo y pasando por donde te encuentras grabando. Sin embargo, esta fue una de las grabaciones más cómodas, relajadas, y productivas que he hecho. Nadie me molestaba, nadie hacia preguntas, y todo esto me permitió hacer las tomas necesarias y hasta de más. Meses después Raquel me permitiría hacerle un screening privado del mediometraje a Gil González y a un realizador que conocí ese día llamado Juan Antonio Pantoja ahí mismo en el Café.

Jose Paredes y Omar Trejo Oltra en el Cafe Revolver

Seguía yendo al Revolver una o dos veces por semana, y en realidad me entristecía cuando llegaba y estaba cerrado. Más a menudo iba cuando Julio y yo comenzamos los preparativos del estreno oficial de nuestros recientes trabajos. Como les conté hace poco, invitamos a Omar Trejo Oltra para que mostrara su cortometraje “Galletas” junto con nosotros, lo cité en el Revolver para conocernos en persona y hablar al respecto, para esto aprovechamos un evento que se llevaría a cabo en el Café en el que se estrenaría un cortometraje llamado “Crónicas”, dirigido por un joven llamado Rodrigo Álvarez.

Llegó el 2007! Y en Febrero del mismo año estrenamos los proyectos en el cecut, y al terminar el after party se llevó a cabo en el mismo Café, a donde yo no pude llegar por que mi carro tronó esa misma noche cuando iba en camino para allá. Pero según tengo entendido que la pasaron a todo dar y hasta mostraron los tres proyectos nuevamente ahí mismo.

Julio Pillado y Omar Trejo Oltra en la noche del estreno de "Pares", "Galletas" y "Cenizas Quedan"

De aquí en adelante fue cuando todo cambió y se convirtió en una rutina vernos en el Café uno o dos días a la semana, recuerdo perfectamente que por un tiempo fueron los jueves. Ahí nos veían a mí, Julio, y Mickey, quien aun admiraba mis trabajos pero mientras más pasaba el tiempo mas se obsesionaba con el trip surrealista del Pillado. En julio hizo una muestra muy curiosa en el Revolver en la que pasó los primeros proyectos de mí y del Pillado (“Un Dicho Aprobado” y “Extraños Conocidos”), junto con el estreno oficial de "El Mundo es un Vampiro". Mas adelante grabaría ahí mismo el fragmento titulado “Delirios del Callejón”.

Ese verano les dije a ambos que tenia planeado hacer Séptimo en la Frontera, y agarramos una cura cuando bromeábamos del contraste que fuera si mostrara la manera profesional de trabajar de 5y10 poco antes de mostrar la manera artesanal que nosotros trabajábamos, lo cual si lo hice a final de cuentas, es por eso que la gente se ríe cuando muestro a Julio grabando “Pares”. Fue ahí en el Revolver donde cité a muchos de los que entrevisté o trabajaron de alguna manera en el proyecto: Ahí cité a ambos J.A. Pantoja y a Adriana Trujillo para irnos a mi casa a hacerles sus entrevistas; fue ahí donde Karla Martínez me entregó un mini DV de 5y10 trabajando, pero pareció haberse equivocado ya que el cassette estaba completamente vacío; fue ahí donde cité al morro que nominaron al Ariel para que me prestara su material para incluirlo en el docu; y fue aquí donde, obviamente, entrevisté a Raquel Macias ya que el Café sería mencionado como uno de los muchos espacios culturales de difusión.

Dejamos de juntarnos en el Café seguidamente debido a que el Bezeta se involucró en Corto Creativo TV y a que yo agarré un trabajo que tomara mayor parte de mi tiempo, pero de vez en cuando iba.

Una noche en Diciembre del 2007 pasé rápido nomás a saludar, y recuerdo que se estaba proyectando “Caligula” protagonizada por Malcolm McDowell. Obviamente yo no lo sabía en el momento, pero esa sería la última vez que estuviera en el Revolver. Días después Mickey me informa vía msn que el Café se había clausurado. Esto me agarró de sorpresa, no lo veía venir ni mucho menos lo podía creer. Me impactó tanto que en menos de una hora escribí lo siguiente en el blog:

No llevo ni una hora que me acabo de enterar de la terrible tragedia, acaba de cerrarse el espacio cultural mas variado y mas flexible que he conocido, EL REVOLVER! Estamos todos en shock, no lo puedo creer. Por que? no lo se, lo que si se es que cerró el miércoles. Precisamente ahorita estoy platicando con el Bezeta vía msg, y me dijo "Yo estaba ahí cuando el Julio nos tuvo que sacar". Esto si es realmente una mala noticia.

En Marzo del 2008 Raquel trató de abrirlo de nuevo en el Antiguo Palacio de Gobierno en la Calle 2nda, pero en cuestión de semanas, si no es que días, lo clausuró nuevamente debido a que no tenia la misma libertad que antes. Aquí fue cuando el espacio quedó clausurado de manera definitiva.

Raquel Macias, encargada del Cafe Revolver

Lo que mas me fascinaba, y que de echo ningún otro espacio ha podido igualar, es que el Café Revolver no era escéptico, ni prejuicioso, ni elitista. Cualquier artista de cualquier tipo podía mostrar sus proyectos artísticos. En el caso de cine no era exclusivo a un genero únicamente, así como mostraba maniacadas del Pillado mostraba melodramas míos o de Rodrigo Álvarez. Nos ofrecía lo que todo artista ama: Libertad y Flexibilidad! Me parece increíble que hasta este día no parece haber ningún espacio que nos ofrezca la misma confianza que nos ofrecía este. Hay muchas teorías de por que cerró ya que Raquel nunca ha sido del todo clara en cuanto el motivo, pero nada de eso importa, el espacio cerró! Y nunca ha habido otro igual hasta ahorita, y a como van las cosas en la localidad todo indica que no volverá haber! Hace como dos años Raquel me fue a visitar a mi casa, estábamos viendo unos videos de youtube, puso una canción melancólica que por alguna razón le recordó de los tiempos del Café, y la hizo llorar ahí afrente de mi. Lo único que pude hacer es abrazarla y decirle lo mucho que este espacio hace falta, y vaya que lo hace. Cuando voy a la sexta estaciono mi carro en la calle 3ra, lo cual requiere que camine tres cuadras por la Ave. Madero. Al llegar a la intersección de la 5ta y Madero, cuando voy acompañado, casi como tributo apunto hacia el lugar donde solía estar y digo “Vamos al Revolver”.

1 comentarios:

Miriam dijo...
11:44 p. m.

Lo soñe tal y como lo describes... hasta que se hizo realidad <3